Puertos

Recuerdo la primera vez que llegue en barco a un puerto.
Tenia ocho años de edad. Salí al amanecer a cubierta, extraña palabra para denominar ese espacio del buque expuesto completamente a la intemperie. Recuerdo perfectamente ese intenso olor a sal, humedad y combustible.  La nave avanzaba lenta, exageradamente lenta en mi opinión de entonces.  Subido a la barandilla clavaba los ojos a esa tierra en la que nunca había puesto los pies y que tantas veces había imaginado.

Con emoción observé cada uno de los movimientos del atraco: el abordaje del práctico, los movimientos de la tripulación, los hábiles lanzamientos de los cabos, el amarre…. Viví cada momento como un pequeño acto de una larga ceremonia de llegada a un destino soñado.

Los puertos son así, lugares habitados por inmensos y lentos seres metálicos en continua coreografía entre el mar y los muelles.Pero los puertos son también lugares de mercadeo trepidante, lugares de trabajo y de explotación.Lugares cargados de grandes y pequeños relatos históricos y lugares alrededor de los que se construyen ciudades que viven conectadas a ellos, y crecen, y viven. Ciudades con puerto o ciudades puerto. Hay culturas portuarias?

Nosotros llevamos apenas algo más de 48 horas en este puerto, llegamos por ese otro muelle pos-moderno que son los aeropuertos, sin apenas tiempo de hacernos a la idea del lugar al que hemos desembarcado. Un viaje sin descompresión, sin tiempo apenas de tomar tierra y bombardeados en pocas horas por multitud de impresiones que dejan en un paradójico estado entre el aturdimiento y la excitación.

Nada que ver con esa llegada idílica de mi recuerdo infantil. Y mucho menos, nada que ver con la llegada de los centenares de desplazados de nuestra guerra que llegaron también a Valparaíso en el barco del poeta. Me imagino como un niño de ocho años subido a la barandilla de la cubierta del Winipeg clavando la vista en esta tierra, mucho antes del bautizo patrimonial, mucho antes de la invasión de los turistas, escuchando palabras de utópicas de mis compañeros de viaje. Palabras de un mundo mejor.

(Lluc Mayol)

linea

Escucha aquí el programa

Programa dedicado a las culturas portuarias, los procesos de gentrificación y los efectos del turismo en la vida de las ciudades. Contamos con la presencia de Gonzalo Ilabaca (vecino de Valparaíso y pintor) y Daniel Morales (arquitecto). Conexión telefónica con la activista barcelonesa Gala Pin.

< VOLVER A TODOS LOS TEXTOS

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>